Veintiséis senadores estadounidenses dirigieron una carta al Presidente de los Estados Unidos de América, Barack Obama, urgiéndole a considerar el otorgamiento del Estatus de Protección Temporal (TPS por sus siglas en inglés) a favor de Guatemala y su respectiva renovación en el caso de El Salvador y Honduras.

Los senadores señalaron su preocupación por la continuidad de las deportaciones de madres, niños y menores no acompañados, originarios en particular de los países del Triángulo Norte de América Central. Asimismo, le urgieron a no continuar con la deportación de estos grupos vulnerables, sobre todo si carecen de antecedentes penales, así como, la necesidad de que se garantice el debido proceso y el respaldo consular respectivo en cada caso.

Además, señalan que la solución a la crisis humanitaria regional es enfrentar sus causas estructurales y no optando por estrategias que generan temor entre las comunidades migrantes en los Estados Unidos.

Ante dicha petición el Canciller expresó su satisfacción por el respaldo de los senadores a la petición formulada por el Gobierno de Guatemala para el otorgamiento del TPS a los migrantes guatemaltecos. Asimismo afirmó que lo anterior constituye un reconocimiento a la importante contribución que la comunidad migrante realiza en ese país y que la Embajada de Guatemala en Washington dará seguimiento al curso de dicha petición.

Para finalizar el Canciller Morales resaltó que este tema es permanente en la Política Exterior del país y prueba de ello, es que a cinco meses de tomar posesión el Presidente, Jimmy Morales ha solicitado la aprobación del TPS en cuatro ocasiones, la primera al Vicepresidente Joe Biden, en dos ocasiones al Secretario de Seguridad Interior, Jeh Johnson, y la más reciente al Presidente Barack Obama.