Guatemala, El Salvador y Honduras, que integran el grupo del Triángulo Norte de Centroamérica, han oficializado la creación de una Fuerza Trinacional para combatir las pandillas y el crimen organizado en la región.

De esta manera, el ejército y la policía de los tres países asumirán el reforzamiento de los aproximadamente 600 kilómetros de fronteras que tienen en común. Además del patrullaje de la zona fronteriza, los esfuerzos se centrarán en compartir información estratégica para hacer frente a estos grupos criminales.

Otra tarea relevante será la de implementar las órdenes judiciales que hayan sido emitidas en cualquiera de los tres países contra los integrantes de estas organizaciones criminales. La Fuerza Trinacional, que ejercerá sus funciones dentro del marco jurídico de cada país, busca mejorar la coordinación política, técnica y operativa entre los tres países en lo que respecta a sus respectivos territorios y fronteras. Se calcula que en la región existen entre 70.000 y 100.000 pandilleros vinculados a delitos como extorsiones, secuestros y asesinatos.

La creación de la Fuerza Trinacional fue anunciada por los presidentes de los tres países -Jimmy Morales de Guatemala, Salvador Sánchez Cerén de El Salvador, y Juan Orlando Hernández de Honduras- durante un acto celebrado en la ciudad hondureña de Ocotepeque.

El Presidente Jimmy Morales señaló que los tres países son “socios y aliados estratégicos”. Asimismo, Morales manifestó que “Guatemala no escatimará ningún esfuerzo” para que este “mecanismo de colaboración trilateral” alcance sus objetivos. “Es alentador confirmar desde ya los resultados positivos de esta iniciativa, que empezó sus operaciones el pasado octubre… a través de operaciones simultáneas y oportunas se ha logrado desmantelar importantes estructuras criminales, la captura de cabecillas de grupos que han operado en las áreas fronterizas y la incautación de drogas”.