El secretario de Seguridad Nacional de Estados Unidos, John F. Kelly, visitó Guatemala para reunirse con el mandatario guatemalteco, Jimmy Morales, y con miembros de su gabinete, para abordar temas de la agenda bilateral entre los que destacaban la seguridad, la migración y el desarrollo.

El Secretario Kelly realizó un llamamiento a los ciudadanos para que sean conscientes de los peligros que conlleva el migrar para entrar ilegalmente en Estados Unidos. “Mi sugerencia para las excelentes personas de Guatemala que están pensando tomar esa decisión, de tomar esa trayectoria hacia el norte a través de México para llegar a los Estados Unidos, es que no corran ese riesgo, ponen en riesgo su vida y la de sus preciosos hijos”, afirmó.

Respecto a las deportaciones, Kelly señaló que no espera que éstas sean masivas y -dijo- que se centrarían principalmente en aquellas personas que hayan cometido algún tipo de delito. El Secretario Kelly subrayó que el gobierno estadounidense respetará los derechos humanos de aquellas personas que sean deportadas.

Se calcula que hay unos tres millones de guatemaltecos viviendo en Estados Unidos, y que la mayoría se ubican en California, Nueva York, Texas y Florida. Los datos apuntan que unos 4.500 de esos guatemaltecos tienen antecedentes criminales.

Durante su estancia de trabajo en la capital guatemalteca, Kelly mantuvo también reuniones individuales de trabajo con el Canciller, Carlos Raúl Morales, con el ministro de Gobernación (Interior), Francisco Rivas, y con representantes de Migración y de la Policía Nacional Civil (PNC).