El Gobierno de Guatemala a través del Ministerio de Relaciones Exteriores expresa su profunda preocupación por la realización de las elecciones a una Asamblea Nacional Constituyente que se llevó a cabo hoy en la República Bolivariana de Venezuela, sin atender las múltiples peticiones de gran parte de la población, así como de la Comunidad Internacional.

Guatemala considera que la Asamblea Nacional Constituyente no podría simplemente sustituir a la actual Asamblea Legislativa, electa de manera democrática en el año 2015.

Insiste en la urgente necesidad de buscar una salida pacífica a la crisis, que tiende a agudizarse en todos sus aspectos y sigue condenando la violencia y la represión contra la población y los medios de comunicación, que ha causado a la fecha la pérdida de más de un centenar de vidas y muchos más heridos.

Considera que el diálogo sigue siendo una vía valiosa y posible, aunque hasta el momento no haya funcionado entre las partes, así como lo puede ser la inclusión de nuevos mediadores en el proceso.

Guatemala expresa sus más profundas condolencias y solidaridad a las familias de las víctimas y formula votos por la pronta recuperación de los heridos.

Guatemala reitera a Venezuela su llamado a respetar el marco democrático y constitucional, el estado de derecho, los derechos humanos, la libertad de expresión y de prensa.