El Estado de Guatemala quiere resolver de forma definitiva y favorable para sus habitantes, el Diferendo Territorial, Insular y Marítimo entre Guatemala y Belice, sometiendo el caso ante la Corte Internacional de Justicia.

Esto es muy importante para todos los guatemaltecos y el primer paso es efectuar una consulta popular, mediante la cual la mayoría la población apruebe someter el caso ante la Corte Internacional de Justicia.

Para Guatemala representará importantes beneficios sociales y económicos, y nos permitirá demostrar ante la comunidad internacional que somos un país con vocación democrática y promotor de la paz.

SOBRE LA CONSULTA POPULAR

La consulta popular es un requisito para someter el caso ante la Corte Internacional de Justicia y es el único camino para resolver el diferendo. Recordemos que otros medios políticos (negociación directa, buenos oficios, mediación y conciliación) propuestos por Guatemala en el pasado fueron agotados.

La Consulta Popular es un compromiso del Estado de Guatemala, aprobado por el Congreso de la República. Por eso es importante que la mayoría de la población apruebe en dicha consulta el proceso ante la Corte.

Todos los guatemaltecos debemos atender la convocatoria del Tribunal Supremo Electoral para apoyar el sí, y entonces disfrutar de los beneficios sociales, económicos y jurídicos de poner fin a este diferendo.

Guatemala, hasta ahora, solo ha reconocido que:

1) Belice es un pueblo con derecho a la libre determinación.

2) Belice tiene un Gobierno que lo representa.

Sin embargo, NO ha reconocido un tercer elemento indispensable que caracteriza a un Estado, como su territorio, situación aceptada por Belice de conformidad con el Acuerdo Especial firmado por ambos Estados el 8 de diciembre del año 2008 para someter el diferendo a la Corte Internacional de Justicia.

BENEFICIOS SOCIALES

Se tendrá certeza jurídica de ambos territorios y una frontera definida. También significa contar con seguridad jurídica y ciudadana, combatir el contrabando y el crimen organizado.

Habrá integración de los pueblos indígenas y se evitará la inmigración ilegal de los jóvenes guatemaltecos hacia Estados Unidos, al favorecer el desarrollo nacional y local.

Vendrán proyectos productivos y oportunidades de mayor desarrollo social, y con ello más inversión en salud, nutrición y educación.

BENEFICIOS ECONÓMICOS

Resolver el diferendo representa la oportunidad de recuperar territorio continental, proyección hacia el mar y territorio insular.

Al tener certeza jurídica se atraerá inversión productiva sostenible, acelerando el crecimiento económico.

Aumentará el número de empleos formales y habrá más oportunidades de crecimiento económico.

Se invertirá en infraestructura productiva; por ejemplo, en más carreteras, servicios sociales y turismo.

PAZ Y HERMANDAD

Cuando la mayoría de la población apruebe en la consulta popular el proceso ante la Corte, Guatemala demostrará al mundo que busca la paz.

El Estado de Guatemala dará cumplimiento a los preceptos Constitucionales que ordenan resolver la situación de los derechos de Guatemala respecto a Belice y habremos dado un paso importante para desarrollar al país, especialmente en El Petén, Izabal, las Verapaces y la región Nor-Oriente.